Las imagenes que aparecen en las entradas han sido realizadas por alumnos o por el autor del blog, excepto las que de manera expresa señalan otra autoría o procedencia.

9/6/09

EL EQUILIBRIO


El ser humano necesita del equilibrio, tanto físico como psicológico. Todas aquellas imágenes donde no se produzca un equilibrio compositivo, resultarán más incomodas visualmente.
La manera más sencilla de conseguir el equilibrio en la imagen consiste en el uso de la simetría.






Pero en ocasiones, puede ser un recurso rutinario y aburrido.

El equilibrio de una imagen depende del peso visual de cada uno de los elementos que la componen y éste a su vez depende de los siguientes factores:

§ Ubicación

§ Tamaño

§ Forma

§ Color

§ Profundidad espacial

§ Aislamiento

§ Tratamiento superficial: textura

El peso de un elemento aumenta en relación con su distancia al centro. Es más estable cuanto más se aproxime a las líneas estructurales del formato.

Un objeto pesará mas cuanto más arriba se sitúe.

Todo objeto parece más pesado cuando se sitúa a la derecha (influencia de nuestra cultura escrita).


Cuando un objeto se distancia de las líneas estructurales, en este caso de las diagonales del rectángulo, parece más pesado, por una pérdida de equilibrio.

Los objetos con textura llaman más la atención, tienden a situarse en un primer plano. Nuestra experiencia visual nos dice que la textura es apreciable cuando hay cierta cercanía al objeto que la posee.


Lo más pesado, abajo. En el caso contrario produce una desagraddable sensación de inestabilidad.

Los colores cálidos y saturados parecen estar más próximos.

Estos esquemas te ayudarán a entender mejor los aspectos que influyen en el peso visual de una imagen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada